Masajes

Es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utiliza para proporcionarse un recurso natural contra el dolor.
El masaje es una forma de manipulación de las capas superficiales y profundas de los músculos del cuerpo utilizando varias técnicas para mejorar sus funciones, ayudar en procesos de curación y para relajar el dolor.

No hay contraindicaciones para los masajes, salvo condiciones específicas que pueden impedir realizar ciertas maniobras, como problemas en la piel, etc…

Algunos beneficios a tener en cuenta a la hora de recibir un masaje, son:

  • Calmar el dolor.
  • Sensación de bienestar general.
  • Distensión de músculos contracturados.
  • Flexibilización de los tejidos a largo plazo.
  • Mejoramiento de la circulación sanguínea y linfática.

TIPOS DE MASAJE

  • Kobido: masaje facial Japonés, efecto flirting natural sin cirugía.
  • Descontracturante: masaje intenso para relajar los músculos y aliviar dolores de cabeza, espalda, hombros, brazos y pies.
  • Relajante: Masaje a media presión para relajar tu mente y mimarte.
  • Tailandés tradiciónal: masaje vestido y sobre futón en el suelo. Estiramientos y acupresión.
  • KOBIDO lifting natural: Se trata del masaje facial oriental más antiguo del que existe documentación. Actúa directamente sobre el sistema nervioso, reduciendo el estrés y signos de ansiedad. Hoy, es una técnica renovada a la que también se le conoce como lifting facial japonés y que rejuvenece, relaja, tonifica e ilumina el rostro de una forma natural, sin aparatología o cirugía, mejorando además, la salud de nuestra piel. 

  • Masaje Relajante: Los masajes relajantes son uno de los remedios naturales más desconocidos, al tiempo que más eficaces.

    No solo reduce la ansiedad sino que también intentan equilibrar todos los planos de la persona, el físico, mental y emocional.

  • Masaje Descontracturante: Para relajar la musculatura y deshacer las contracturas que producen el estrés, malas posturas, exceso de ejercicio, falta de descanso o una vida sedentaria. La presión en este masajes más fuerte y concentrada en las zonas afectadas.

  • Masaje Tradicional Tailandés: El masaje tailandés es un antiguo procedimiento terapéutico que proporciona equilibrio, circulación de la sangre y un bienestar general de la forma física.

    Se aplica sobre un futón, vestido, sin aceite y la masajista te hará adoptar diferentes posturas o algo la sesión: de ahí que también sea conocido como yoga pasivo.

  • Reflexología Podal Tailandesa: Estimular la planta del pie equilibra la mente, el cuerpo y ayuda a estimular el flujo sanguíneo.

    Elimina la hinchazón y síntomas de fatiga.

  • Masaje Thai de Aceites: El masaje Thai de aceites reduce la tensión acumulada en el cuerpo y lo relaja totalmente, proporcionando una agradable sensación de energía.

    También se recomienda para liberar toxinas, activar la circulación y equilibrar el sistema nervioso

Call Now Button